22.2 C
Córdoba
domingo, mayo 22, 2022

Elecciones 2021: en el búnker oficialista se ilusionan con recortar la diferencia en la Provincia

El “módico optimismo” mutó en desazón y otra vez en esperanza para el Frente de Todos. La posibilidad de achicar hasta un “empate técnico” la diferencia en la provincia de Buenos Aires que llevaba Juntos por el Cambio mejoró los ánimos en el búnker oficialista, equilibró la ausencia confirmada de la vicepresidenta Cristina Kirchner por razones médicas. Se sumó a la decisión del jefe de gabinete Juan Manzur de “festejar” el triunfo de su lista en Tucumán y recién después venir a Buenos Aires. En este contexto, quedó descartada la posibilidad de que tampoco el presidente Alberto Fernández diga presente en el búnker del barrio de Chacarita, algo que finalmente fue desmentido por la realidad.

Hasta hace pocos minutos, el alto porcentaje de votantes, unos “7 u 8 puntos más que en las PASO” alimentaba las esperanzas de “descontar un par de puntos” la diferencia entre la lista de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, encabezada por Diego Santilli, y la del oficialismo, que lidera Victoria Tolosa Paz. También había, a tono con sondeos de boca de urna, expectativas de remontar la cuesta en San Luis y La Pampa, donde el oficialismo y la oposición disputan tres bancas clave para el futuro Senado que conduce la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Estamos dos puntos abajo en provincia”, susurraban cerca de un ministro clave del gabinete nacional cuando aún no habían cerrado los centros de votación. Las presunciones sobre una asistencia de entre el 75 y el 80 por ciento del padrón, que finalmente no se cumplieron, daban razones a quienes, dentro del oficialismo, creían que “una gran parte de esa gente nos fue a votar al Frente de Todos”, y rechazaban los rumores sobre una ventaja más amplia de Santilli, fogoneada en grupos de chats.

Bunker del FDT, en el barrio de Chacarita

Bunker del FDT, en el barrio de Chacarita

Con semejante panorama, nadie osaba hablar de “resurrección”, habida cuenta que dos meses atrás el optimismo se transformó en desazón con los primeros cómputos oficiales. Precisamente, a las 18 se produjo la primera aparición del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, dando detalles generales de los comicios, una rutina que repetiría a las 21, ya con resultados oficiales y una tendencia definida, según esperan en la Casa Rosada.

Elecciones 2021 en la Argentina, en vivo: dónde voto, cómo ver online y el minuto a minuto

Al igual que en la jornada de las PASO, y sin dirigentes a la vista en el búnker del barrio de Chacarita, a las 15 se habilitó el área de prensa, un amplio gazebo ubicado a pocos metros de la entrada del Centro Cultural “C”, donde se esperará durante varias horas la llegada el presidente Alberto Fernández y sus candidatos. Unos 1500 dirigentes de todo el país están invitados para escuchar al Presidente y las principales figuras del oficialismo. Un escenario está preparado para eventuales discursos, frente al parque Los Andes, aunque su utilización dependerá del resultado final.

Bunker del FDT en Chacarita

Bunker del FDT en Chacarita

Una vez cerrado el comicio, y mientras se multiplicaba la incertidumbre, corrió un fuerte rumor: el resultado sería similar al de las PASO, con lo cual se evaporaban las chances de presentar la elección como un punto de partida para la reconstrucción del Gobierno. “La unidad está absolutamente sellada en el Frente de Todos”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, que minutos antes de las 19 enfrentó a los periodistas junto a su par Alexis Guerrera (Transporte) y la titular de Pami, Luana Volnovich. Mientras Guerrera destacaba el “incremento significativo” en la cantidad de votantes, corría un rumor inquietante: el Presidente evaluaba “no venir” al búnker.

En silencio, comenzaron a llegar poco después las primeras caras conocidas. El asesor presidencial Ricardo Forster y la diputada Cecilia Moreau ingresaron por la calle Leiva, y pocos después le siguieron el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que arribaron juntos.

Esta vez, a diferencia de aquel 12 de septiembre que terminó en derrota, en la que se distribuyeron alimentos altos en calorías (facturas, sandwiches, gaseosas y alguna fruta para compensar), esta vez los organizadores sumaron ensaladas al menú. Se distribuyeron unas setenta raciones para técnicos, personal de seguridad y periodistas a modo de almuerzo, además de las medialunas, que aparecieron entrada la tarde cuando la mayor parte de los 300 periodistas acreditados (50 del Exterior) comenzaron a ocupar sus lugares.

Related Articles

Stay Connected

3,321SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles