16.6 C
Córdoba
lunes, mayo 16, 2022

Comieron en un restaurante y cuando le trajeron la cuenta apareció algo que no estaba en los planes

Cuando María fue a comer a un restaurante de su barrio, nunca imaginó que protagonizaría un viral mundial. Lo que comenzó en la zona de Coronación de Vitoria, en España, se trasladó al mundo entero y abrió una incógnita que varias legislaciones respondieron hace tiempo. Luego de que en su ticket viniera un recargo por algo que debería ser gratis, se generó nuevamente la polémica.

Encontró un erizo en su casa y lo cuidó, pero se llevó una desagradable sorpresa

Todo comenzó con una comida y un pedido especial. Eran tres los comensales que acudieron al restaurante, cuyo nombre se mantiene en el anonimato, y que entre sus platos y postres solicitaron tres vasos de agua de la canilla en lugar de bebidas que estuvieran en el menú. El mozo llegó al rato con tres botellas de agua y alegó que no podía servir lo que ellos habían pedido. La insistencia de los comensales por beber de la canilla terminó con, efectivamente, tres vasos de agua recién salida de la cañería.

Todo parecía haber terminado allí. Con extrañeza, el restaurante le sirvió a su clientela lo que pedían y siguió con el servicio normal. Sin embargo, cuando llegó la cuenta los clientes se sorprendieron. Como concepto de “servicio” había un recargo de tres euros: uno por cada vaso de agua. Ahí mismo comenzó una discusión donde los comensales alegaron que debía ser gratis y los responsables del establecimiento insistía en que “llevar el agua, lavar el vaso y reponerlo tiene un costo”.

El vaso de agua, según la legislación vasca, debe ser gratis

El vaso de agua, según la legislación vasca, debe ser gratis (Pexels/)

Con enojo, María elevó una queja al Kontsumobide, el Instituto Vasco de Consumo -un equivalente a lo que en Argentina se conoce como la Defensoría del Consumidor- luego de que recibiera “la negativa de devolverles el dinero por servicios”. “Nos cobran tres servicios y alegan que es por darnos tres vasos de agua y traerla a la mesa”, sentenció ella. Mientras que en redes se abría el debate y algunos cuestionaban a los dos extremos, la entidad vasca apareció mediante un comunicado en su web oficial y se definió para un lado.

“Desde el pasado 8 de abril, los locales de hostería están obligados a ofrecer a las personas consumidoras la posibilidad de consumir de manera gratuita agua no envasada. El objetivo de esta medida es reducir el consumo de envases de un solo uso y redundar en una forma de consumo responsable. La medida se alinea con las políticas de la Unión Europea y con lo establecido en el Anteproyecto del Estatuto de las personas consumidoras de Euskadi”, se lee en la web oficial.

El comunicado oficial del ente vasco tras la polémica

El comunicado oficial del ente vasco tras la polémica (Twitter/)

En concreto, el ente explicó también por Twitter: “Bares y restaurantes tienen la obligación de ofrecer agua no envasada de forma gratuita”. Y citó a la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular. No obstante, se desconoce si el restaurante se vio obligado a devolver los tres euros que cobró por el servicio de agua de la canilla y si la mujer se presentó nuevamente en el establecimiento para continuar con su reclamo. Mientras tanto, la polémica crece en redes y varias personas ya opinan al respecto.

Related Articles

Stay Connected

3,309SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles